Semana Santa

Andalucía. Abril. Sol. Calor. Semana de pasos, vírgenes y Cristos. Caminamos por una estrecha calle peatonal del centro de la ciudad. Desde no muy lejos nos llega el sonido de los tambores e instrumentos de viento: una procesión. Avanzamos y a unos metros nos encontramos entre capirotes, color morado , músicos y gentío .

El paso avanza majestuoso con su Cristo clavado en la cruz , moviéndose con sus vaivenes.

Solemnidad. Emoción. Tradición. Los costaleros , serios y concentrados , transportan el paso llevando el peso en sus hombros con dignidad . Siguen avanzando y el esfuerzo se refleja en sus caras . Súbitamente se paran. El paso con su Cristo se queda clavado en el asfalto, además de seguir clavado en la cruz.  

La alineación perfecta de los costaleros se desbarata. La solemnidad se diluye. El silencio se rompe. Y aparece en escena un botijo de barro del que beben ansiosamente , unos y otros , entre gritos y sudores.

Semana de pasos, vírgenes, Cristos y …  botijos . 

Autor entrada: Bea

Bea
Soy Bea. Me encanta viajar y fotografiar. Viajo desde siempre y siempre que puedo . Conocer , experimentar y rodar por el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *