El embrujo de La Alhambra de Granada

Oh, reina más coronada,

carne de tierra encarnada,

en bosques oscuros encerrada

soltada al cielo, soltada

(Los Poemas de la Alhambra, JM Torres)

Vista de La Alhambra desde el Mirador de San Nicolás, Granada

San Nicolás, el emblemático mirador en el corazón del Albaicín, desde el que se observa una magnífica panorámica de La Alhambra, con el telón de fondo de Sierra Nevada. Una pequeña explanada es todo lo necesario para disfrutar de unas vistas espléndidas. Un lugar romántico, concurrido y con frecuencia amenizado por grupos de flamenco. La Alhambra, obra cumbre de la arquitectura árabe en España, es uno de los “1000 sitios que ver antes de morir” del libro de Patricia Schultz.

El concurrido Mirador de San Nicolás visto desde la Alhambra

Los creadores de la archifamosa serie “Juego de Tronos, eligieron España (entre todas las localizaciones mundiales posibles) con 35 lugares en más de 10 provincias. Es el país del mundo en el que han usado más espacios para grabar escenas de la serie. Es un dato revelador y nada casual: con 44 sitios Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, España es el tercer país del mundo con más lugares nombrados por la UNESCO, encabezando la lista La Alhambra, Jardines del Generalife y barrio de Albaicín, que fue inscrito en 1984. La Alhambra es la perla de las joyas monumentales de España.

Durante casi 250 años, el conjunto de palacios, jardines, fuentes y fortaleza que alberga La Alhambra, fue la morada de los reyes  y corte del Reino nazarí de Granada. El último gobernante musulmán, Boabdil y su séquito, la abandonaron tras la victoria de los cristianos en 1492 y los Reyes Católicos tomaron La Alhambra, que se levanta sobre la colina Sabika, uno de los puntos más altos de la ciudad. El emplazamiento justifica su función defensiva y de poderío. Su conjunto tiene una forma alargada adaptada a la loma sobre la que se levantó su construcción. Son varias las puertas de acceso al recinto, ninguna de ellas utilizadas en la actualidad, para preservar los espacios. 

Desde las ventanas de La Alhambra se goza de magníficas vistas sobre Granada

Alcazaba: una de las partes más antigua del recinto y con finalidad defensiva. Destacan la Torre del Cubo y la Torre de la Vela, este último el punto más alto de La Alhambra con impresionantes vistas sobre la vega granadina.

Vistas de Granada desde La Alhambra

Palacios Nazaríes: el conjunto formado por el Palacio de Comares y el Palacio de Los Leones, ambos construidos posteriormente a la Alcazaba y Generalife. Son diversas las dependencias que conforman este conjunto. Mexuar, la sala más antigua, construida y restaurada en múltiples ocasiones, utilizada como oratorio en época árabe y como capilla en la época cristiana. En los azulejos que decoran sus paredes hay una combinación de piezas de origen nazarí con cristianas.

Detalle de los azulejos en el Mexuar de La Alhambra
Vista del patio de los arrayanes con la alberca y el torreón de Comares al fondo, Palacios Nazaríes

El Palacio de los Leones se construyó como residencia del sultán integrando arquitectura y agua. Un claro exponente de ello es la Fuente de los Leones, ubicada en el centro del patio alrededor del cual se estructura el palacio. El Patio de los Leones se empezó a construir en 1377 finalizándose trece años más tarde. Rodeado por una galería de más de 100 columnas de mármol blanco de Macael en Almería, con capiteles cúbicos e inscripciones. No es posible aproximarse a la Fuente de los Leones y hay que observarla desde la galería. Su compleja restauración en 2007, duró dos años y aportó datos curiosos.Esta es una de las imágenes icónicas de La Alhambra y presenta la excepcionalidad de las infrecuentes esculturas de animales en el arte islámico. El patio es muy armónico y agradable, con un equilibrio especial. 

Patio de los Leones, una de las estancias más famosa de La Alhambra

Todo es espléndido en La Alhambra, pero si algo me impresionó son las bóvedas de las salas de los palacios nazaríes. La Sala de las Dos Hermanas, la más antigua de todas las que rodean al Patio de Los Leones, debe su nombre a las dos grandes losas de mármol blanco ubicadas en el centro de la sala. Elevas la mirada y te encuentras con unas exquisita cúpula de mozárabes del arte islámico. A partir de una estrella central de ocho puntas, se transforma en una composición tridimensional desplegándose en otras dieciséis pequeñas cúpulas colocadas sobre otras ventanas, con celosías que ofrecen un efecto de luz que varía según la hora del día. Soberbio.    

Cúpula de la Sala de las Dos Hermanas, Palacios Nazaríes. La Alhambra
Detalle de las filigranas en el mármol que ascienden hasta el techo de los palacios nazaríes

Ciertamente, después de conocer La Alhambra, te enamoras de ella: de lo humano y lo divino. La exquisitez de sus formas, su historia, su complejidad y equilibrio, sus magníficas cúpulas, la perfecta interconexión entre arquitectura y naturaleza … todo es único y maravilloso. Cómo escribió Antonio Gala en su libro “El manuscrito carmesí”, en el que narra los últimos años del reino de Granada y de Boabdil: “En La Alhambra, Dios es la Luz”.  

Nota: La Alhambra es uno de los monumentos más visitados de Europa. Es por ello recomendable reservar la entrada con antelación por internet. Hay visitas diurnas y nocturnas y siempre permanece abierta a excepción del 25 de diciembre y 1 de enero. El horario es de 9.00h hasta las 18.00h. Existe una amplia oferta en los tipos de entras que incluyen las zonas visitadas del recinto, tanto palacios, como jardines. La visita diurna completa cuesta 14€ y 7€ si sólo se visitan los jardines. Al menos un día o unas cuantas horas son necesarias para conocer esta joya, que se puede visitar por libre a excepción de los palacios nazaríes. Si tu bolsillo te lo permite, existe un alojamiento estupendo en el mismo recinto: el Parador de Granada, un antiguo convento construido por los Reyes Católicos sobre un palacio nazarí. Un lugar mágico…

Autor entrada: Bea

Bea
Soy Bea. Me encanta viajar y fotografiar. Viajo desde siempre y siempre que puedo . Conocer , experimentar y rodar por el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *