Lección

Estación Central, 20.00 horas.

Me apresuro a coger el tren  que me llevará al aeropuerto. Freno para dejar pasar a un chica ciega que camina con su perro guía . La sigo con la mirada y avanza con agilidad hacia un lateral cruzado por una viga de hierro.  Cuando me doy cuenta , el perro pasa por debajo sin obstáculo alguno y ella se “traga ” la viga . Un segundo antes le chillo en inglés: ¡Cuidado!, pero es tarde y no logro disuadirla. Avanzo rápido hacia ella , le pregunto si se ha hecho daño, si necesita ayuda. Indignada me dice:

¡Perro estúpido!. Le regaña. Y concluye muy enfadada: ¡No, no necesito ayuda!

Me quedo entre sorprendida y preocupada. Sorprendida por no pedir ayuda en una situación de tanta vulnerabilidad. Preocupada porque con el golpazo que se ha dado en la cabeza dudo que esté bien.

Ella sigue con su perro guía salvando obstáculos en la estación.Todavía le regaña. Después de dar varias vueltas sin ubicarse, llega  al control automático de billetes. El perro se para justo delante de donde ella debe colocar el billete . Le da un premio, pasan y se pierden entre el gentío.

Ciertamente, no necesitaba ayuda.

 

 

Autor entrada: Bea

Bea
Soy Bea. Me encanta viajar y fotografiar. Viajo desde siempre y siempre que puedo . Conocer , experimentar y rodar por el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *