Los Bunkers

Existe un lugar desde donde contemplar la ciudad, lejos del ruido y la vorágine urbana. Existe un lugar desde donde los edificios se juntan con el mar y las parejas se besan mirando el horizonte. Existe un lugar donde la ciudad queda a tus pies, las calles parecen pequeñas y las manzanas del ensanche cuadradas.

Existe un lugar de pasado turbulento y de presente atractivo: los Bunkers del Carmel.

Desde esta colina, el Turó de la Rovira, a unos 250 metros sobre el nivel del mar, se divisa una de las mejores vistas de la ciudad. Aquí se construyó una batería antiaérea durante la guerra civil para defender Barcelona de los bombarderos que sufrió durante casi dos años.

Allí, en los espacios entre los restos de las antiguas instalaciones militares, ahora hay miradores. En donde se ubicaban cañones, se sientan turistas, parejas o grupos de amigos a contemplar la ciudad.

Acabó la guerra y los búnkers cayeron en desuso. En la postguerra, la zona se convirtió en improvisadas chabolas para acoger  a familias de inmigrantes en el que se denominó Barri dels Canons ( Barrio de los Cañones).

Llegaron las olimpiadas del 92, que transformaron Barcelona y las barracas desaparecieron.

En 2011 se inauguró este nuevo espacio gratuito, al aire libre y con una panorámica de 360 grados sobre la ciudad. 

Existe un lugar desde donde poder observar unos atardeceres  memorables.

Autor entrada: Bea

Bea
Soy Bea. Me encanta viajar y fotografiar. Viajo desde siempre y siempre que puedo . Conocer , experimentar y rodar por el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *