Phi Phi: el paraíso perdido

Tailandia , el destino que todo viajero lleva en la mochila. No hay currículum de un mochilero que no incluya este país del Sudeste Asiático

Mi primer viaje a Tailandia fue en 1995 . Por aquel entonces existía un paraíso al sur del país : las islas Phi Phi . Unas pequeñas islas que emergen en  medio del Mar de Andamán , con formaciones de piedra caliza bañadas por arenas blancas y rodeadas de arrecifes de coral. Un paraíso , que afortunadamente en aquella época pocos conocían. 

Una pequeña embarcación nos trasladó desde Krabi a las Phi Phi . Al llegar a Kho Phi Phi Don, la barca amarró en un precario puerto con palos de madera y empezamos a andar por la calle principal, un camino sin asfaltar que transcurría entre destartaladas  viviendas con techos de uralita y algún que otro sencillo restaurante. 

 

 

Ahora parece increíble , pero hace 20 años no existía ni un hotel en las Phi Phi. Tan solo algunos  bungalós de madera enfrente de la playa, desde los que se contemplaba un paisaje sereno y paradisiaco.  

La rutina diaria era simple: disfrutar de una playa vacía frente a un maravilloso paisaje, bañarse en un agua turquesa y transparente, comer una sopa de coco exquisita que cocinaba una chica que regentaba un chiringuito de comidas y algún que otro paseo por la isla entre playas vacías. Prácticamente era la isla para ti  y los cuatro turistas que aparecían por allí en la barca que semanalmente llegaba a la isla. 

 

Una excursión corta ascendiendo a pie hasta Viewpoint, el punto más elevado de la isla, permitía comprobar la belleza del entorno y la total ausencia de construcciones entre las palmeras y vegetación en el istmo que separaba las dos bahías. Tengo esa imagen grabada en mi retina y el pensamiento que tuve: durará poco esta isla sin ser explotada turísticamente…

Y así fue : cinco años después, en el 2000, la 20th Century Fox seleccionó la isla de Kho Phi Phi Lek para filmar la película ‘La Playa’ de Leonardo Di Caprio. El gobierno tailandés  declaró culpable y condenó a la productora por causar daños al ecosistema de la isla durante el rodaje de la película.  

Más tarde, en 2006, llegó el tsunami que arrasó las Phi Phi, pero esa es otra historia…

Me esfuerzo por recordar aquel paraíso que ya nunca volverá, pero me reconforta pensar  que en algún lugar de este inmenso planeta,  siempre quedará algún rincón por explorar.

Autor entrada: Bea

Bea
Soy Bea. Me encanta viajar y fotografiar. Viajo desde siempre y siempre que puedo . Conocer , experimentar y rodar por el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *