Las Grandes Maravillas del Oeste Americano

El Oeste americano. Territorio de John Wayne. Naturaleza salvaje. Tierra de los indios navajos. Los Parques Nacionales y zonas protegidas de Arizona y Utah, son inmensos territorios con una belleza sin igual. Uno de los roadtrip más espectaculares es recorrerlos en coche, da igual en qué sentido sea y por dónde se acceda. Todos son impresionantes y cada uno tiene su personalidad propia.

Observando Monument Valley desde The View Hotel

Nosotros empezamos por el Grand Canyon National Park accediendo desde el Sur por Flagstaff y seguimos por el Este hacia Monument Valley en tierras navajas. Empezando a cerrar el círculo, visitamos los  espectaculares Upper Antelope Canyon y Horseshoe Bend ya cerca de Page, para acabar con el Bryce NP y Zion NP a tan solo dos horas y media de Las Vegas, en donde cerramos el circulo y acabamos nuestro roadtrip. Recorrer cualquiera de los casi 400 Parques Nacionales de Estados Unidos es una experiencia impactante que te hace sentir diminuto y afortunado por poder disfrutarlos.

1. GRAND CANYON NATIONAL PARK, Arizona 

Quizás el más famoso y mítico. Se quedó a un paso de ser una de las 7 Maravillas del Mundo. A pesar de los millones de visitantes que recibe anualmente, es posible contemplarlo a solas, especialmente la parte norte: el North Rim, menos transitado.

Su magnitud es tal que no importa los días que pasemos en él. Da igual el rincón que elijamos para observarlo: será espectacular. No olvidaré la sensación que tuve cuando me acercaba caminando “al abismo” y finalmente estuve en frente de ÉL: un universo de cañones de color marrón, rojizo, anaranjado y un único protagonista de esta belleza: el río Colorado que fluye como un hilo en el fondo del abismo. Brutal.  

 

2. MONUMENT VALLEY NAVAJO TRIBAL PARK, Frontera Arizona-Utah.Territorio Navajo

Hemos recorrido unos 300 kilómetros. Estamos en Territorio Navajo. En el límite de Arizona y entrando a Utah. Un lugar mítico en la historia del cine: John Ford, John Wayne, westerns. En mi opinión uno de los mejores del recorrido. Un lugar mágico y especial. Curiosamente no incluidos entre los Parques Nacionales de los EEUU, puesto que pertenece a la nación Navajo.

Los atardeceres en Monument Valley son preciosos. El mejor mirador es desde la terraza del Hotel The View que, como su nombre indica tiene unas vistas panorámicas soberbias del Valle. Sentarse y ver caer la tarde hasta la puesta del sol es realmente un placer. Y al día siguiente, madrugando, se observa el igualmente atractivo amanecer. Un lugar realmente único. Hay muchas excursiones y tours guiados a cargo de los indios nativos para recorrer las mesetas(“buttes”) de Monument Valley. Caminando, en caballo, a pie o en coche. Todas interesantes y adaptadas a los intereses y disponibilidad de cada uno. 

En una de las dos noches que pernoctamos, cayó una tormenta inesperada en un lugar tan árido como este. Los nubarrones cada vez más oscuros y compactos se aproximaban amenazantes. El camino de tierra que discurre entre las mesetas y transitado por escasos coches se oscureció hasta poder divisar solamente las tenues luces de los faros. Estábamos a buen recaudo, viendo el espectáculo desde la terraza en una de las habitaciones del hotel. 

Pero la carretera más famosa para acceder a Monument Valley es la 163 entre Arizona y Utah, esa mítica imagen en la que la linea infinita de la carretera se pierde hasta confundirse con el skyline de las formaciones rocosas. No está muy concurrida, así que uno puede hacerse la foto estirado en medio del asfalto o saltando o … como uno quiera. 

Aquí fue donde Forrest Gum decidió dejar de correr (en la milla 13 de la carretera 163) después de hacerlo durante años y aquí es donde yo me fotografié haciendo un sueño realidad.

Mítica carretera 163 de Arizona a Utah con Monument Valley al fondo

3. ANTELOPE CANYON, Arizona. Territorio Navajo

¿Una foto de un haz de luz iluminando un cañón anaranjado?. Estamos en Antelope Canyon. Uno de esos lugares que aunque hayas visto fotos y fotos, impresiona de forma especial.

Seguimos en territorio navajo y sólo una excursión contratada con los indios navajos hace posible esta visita, no puedes acceder por tu cuenta. A pocos kilómetros de Page, en la misma carretera, una caseta sin pretensiones se contrata la excursión. Un indio Navajo que hace las funciones de conductor y guía, conduce un 4×4 y atraviesa con habilidad un “mar” de arena. Llegamos al final y nada parece anticipar la maravilla que vamos a poder ver, sólo una fisura en la gran piedra.

Entrada que da acceso al Upper Antelope Canyon

Al entrar se abre un mundo inesperado, un lugar indescriptible. La oscuridad se rompe por los rayos de luz que se cuelan por la estrecha superficie. El guía tira al aire puñados de arena para poder apreciar dar un efecto aún más mágico. Nosotros visitamos el Upper Antelope Canyon, pero también es posible visitar el Lower Antelope Canyon, menos masificado pero sin tantos contrastes de luz. Un lugar increíble para repetir.

 

4.HORSESHOE BEND. Glen Canyon, Page. Arizona

El río Colorado, una vez más, crea una maravilla como esta: Curva de la Herradura, un meandro en forma de herradura situado cerca de la ciudad de Page. Quizás el meandro más famoso y fotografiado. Una vez aparcado el coche y tras caminar un kilómetro , intuyes que te acercas a un cañón. En pocos metros accedes al mirador y ahí está: el Glen Canyon y una curva perfecta que ha surcado el río Colorado que se encuentra a unos 400 metros por debajo de nosotros.

Vista del Río Colorado en Horseshoe Bend, Page
Horseshoe Bend, Arizona

Cerca está el Lake Powell, un lago artificial creado a partir del río Colorado para la construcción de la presa del Glen Canyon, en donde es posible bañarse, recorrerlo  en barco o disfrutar de bonitos atardeceres. La zona de Page, además de las maravillas del Antelope Canyon y Horseshoe Bend, ofrece muchas opciones para una estancia de varios días.

Atardecer en el Lago Powell, Page

5. BRYCE CANYON NATIONAL PARK, UTAH

Dejamos Arizona para adentrarnos en el estado de Utah.Los mormones fueron los primeros blancos en asentarse en estas tierras, Bryce fue el primer habitante. Desde Bryce Point, uno de los miradores se observa un anfiteatro natural. En realidad no es cañón, no se formó por la erosión de una corriente de agua. Este es un parque nacional diferente. Los miles de pináculos (Hoodoos) formados por la erosión del viento, agua y el hielo son los protagonistas de un anfiteatro de kilómetros de extensión. 

Pináculos en Bryce Canyon, Utah

Sunset Point, Sunrise Point, Bryce Point, magníficos miradores.Además de la carretera que permite rodear el parque en coche, uno de los indudables atractivos es la variedad de trayectos y excursiones. Me encantó el Navajo Loop Trail, un trayecto que va descendiendo hasta el fondo, entre pináculos y altos árboles que van buscando la luz. El sendero va zigzagueando entre paredes de arenisca naranja 

Descenso por el sendero Navajo Loop Trail, Bryce Canyon

6.ZION NATIONAL PARK, Utah

Ultimo Parque Nacional de este roadtrip, cerrando el círculo por Arizona y Utah. Las piedras y las rocas son las protagonistas de Zion. Estas inmensas y caprichosas formaciones rocosas nos obligan a levantar constantemente la vista para observarlas. 

Las opciones son múltiples y como siempre dependen de lo que te apetezca y te interese. Nosotros recorrimos caminando un sendero que transcurre paralelo al río Virgin, de unos tres kilómetros y que transcurre entre escarpadas paredes con tramos realmente estrechos .

A poco más de tres horas en coche y unas 170 millas desde Zion y ya en el estado de Nevada llegamos a Las Vegas, para algunos un parque temático, para otros el paradigma del vicio y, en cualquier caso, sorprendente. A mi me gustó conocer este fenómeno en medio del desierto.

Autor entrada: Bea

Bea
Soy Bea. Me encanta viajar y fotografiar. Viajo desde siempre y siempre que puedo . Conocer , experimentar y rodar por el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *