La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

Toda la fama se la lleva París, sin embargo cuando conoces la bella Burdeos patrimonio de la humanidad, asumes que esta monumental, majestuosa y elegante ciudad no tiene nada que envidiar a la capital francesa. Tenía muchas ganas de conocerla y mis expectativas fueron satisfechas ampliamente. No dejes de visitar Burdeos si viajas por el atlántico sur francés. Esta ciudad te atrapará para siempre. En mi opinión es una de las más bonitas de Francia.

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

Burdeos era la última etapa de un viaje en coche por el Sur de Francia, tratando de unir dos mares: el Mediterráneo y el Atlántico. Cerca de este último, el río Garona se introduce en Burdeos entre fachadas señoriales, bodegas y catedrales históricas. Su estampa palaciega reflejándose en el agua es una de las más famosas de la ciudad. Víctor Hugo la describió hacia 1843 como un “Versalles mezclado con una ciudad como Amberes”. Y ciertamente da esa impresión cuando paseas por su casco antiguo.

Burdeos capital de la Nueva Aquitania

Gracias a una reforma territorial, Burdeos se convirtió el 1 de enero de 2016 en la capital de la mayor región de Francia que engloba Aquitania, el Limousín y Poitou-Charentes, adoptando el nombre de Nueva Aquitania (Nouvelle-Aquitaine) pasando a ser la región más grande de Francia y también es una de las tres regiones más ricas de Francia.

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

Ubicándose en el suroeste del país, limita al norte con el Loira y al sur con los Pirineos, la barrera fronteriza con España. La región de Nueva Aquitania es una puerta abierta al mar, con sus mas de 270 kilómetros de costa sobre el océano Atlántico, un entorno ideal para los deportes acuáticos como el surf. Finalmente, Nueva Aquitania limita al este con Auvernia-Ródano-Alpes y al sureste con Occitania. Sin duda la bella Burdeos Patrimonio de la Humanidad es la capital de una de las regiones más interesantes de Francia.

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

La historia de Burdeos está vinculada al río Garona que nace en los Pirineos, pero la mayor parte de su recorrido es en Francia. Ayudó a la prosperidad de la ciudad y sigue siendo un elemento esencial. A la altura de la ciudad, el Garona se une al Dordoña y forman el gran estuario de Gironda que divide la amplia superficie vinícola de Burdeos en dos grandes zonas: la orilla derecha y la orilla izquierda. Una buena forma de recorrer el estuario es en un crucero fluvial entre maravillosos paisajes de viñedos.  

Burdeos Patrimonio de la Humanidad 

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

¿Sabías que Burdeos es el primer conjunto urbano del mundo distinguido como Patrimonio de la UNESCO?. Pues sí, desde el interior de sus bulevares hasta el río, abarca casi la mitad de la superficie de la ciudad. El casco antiguo incluye nada menos que 376 monumentos nacionales, cifra sólo superada en Francia por París.

Al adentrarnos en el entramado de calles, plazas, edificios de época e iglesias, comprobamos ese aura de distinción que caracteriza a esta ciudad francesa. La mayoría de origen medieval y múltiples añadidos de épocas posteriores. Tres de ellas han sido, además, declaradas Patrimonio de la Humanidad: la Catedral de Saint-André y las basílicas de Saint-Seurin y de Saint -Michel cuya torre alcanza los 114 metros de altura.

Burdeos, la capital del vino

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

Mundialmente reconocido, el vino de Burdeos, es otro de los atractivos indudables de esta ciudad. No se puede dar un paso por el centro histórico sin encontrar un lugar para comprar o probar un vino acompañado de alguna de las especialidades de Aquitania. Recomiendo el céntrico y asequible local Bar à Vin, un lugar muy agradable y con bonito diseño en el que degustamos un foie exquisito regado con un excelente vino de la región. Existen unos 14.000 productores de vino en Aquitania.

Las variables juegan a favor: un suelo rico en calcio y generosamente bañado por el Garona y Dordoña, junto al clima oceánico, hacen que el rendimiento agrícola sea excepcional. Los châteaux como se denomina en francés un castillo, un palacio o una casa solariega, no tienen necesariamente torres y almenas y no siempre se perciben como el clásico castillo que conocemos. 

Los amantes del vino estáis de suerte: las rutas del vino de Burdeos visitando y pernoctando en maravillosos châteux, dejarán satisfechos a los paladares mas exigentes. Si te interesa el enoturismo y realizar la visita a un château, aquí tienes la información. Decidí sobre la marcha ir a visitar un hermoso pueblo vinícola cerca de Burdeos. ¡Qué gran decisión!. Si dispones de una mañana, te recomiendo recorrer los escasos 50 kilómetros entre el pueblo de Saint-Èmilion y Burdeos.

La carretera avanza entre viñas y châteaux que te van transportando y sumergiendo en un mundo de sensaciones y emociones. En 1999 fue, por primera vez en el mundo, el viñedo inscrito al Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, considerando Saint-Emilion como “un ejemplo de paisaje vitícola histórico que ha sobrevivido intacto” y que continúa su actividad en la actualidad. Tiene una arquitectura preciosa y es una joya de pueblo. Muy recomendable.

La Cité du Vin

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

La bella Burdeos Patrimonio de la Humanidad también exhibe su arquitectura innovadora. Tanta es la relevancia del vino en Burdeos que existe la llamada “Ciudad del Vino”, la Cité du Vin , uno de los iconos de la ciudad -hay quien le llama “el Guggenheim de Burdeos- Se trata del único sitio en el mundo dedicado íntegramente al vino. Con una original arquitectura contemporánea, desde su apertura en 2016, alberga una completa instalación cultural dedicada al vino como patrimonio cultural universal y vivo.

Se extiende sobre 13.350 m² en 10 niveles y su diseño ofrece una sensación de flujo y movimiento. Está considerado uno de los mejores museos de FranciaLa Cité du Vin está incluida en el Bordeaux CityPass pero puedes acceder al vestíbulo del edificio de forma gratuita y entrar en la boutique, un concepto de tienda moderna y de diseño de 250 m² de libre acceso. ¡Una espacio espectacular!

La Cité du Vin se ubica a orillas del río Garona. Recomiendo acceder en transporte acuático urbano, un sistema público con barcos que se desplazan por el río. Tiene mucho encanto y es una forma distinta de conocer la ciudad, además del tranvía que es el sistema ampliamente utilizado.

El Burdeos monumental 

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

Plazas magníficas como la Esplanade de Quinconces, una de las más grandes de Europa o la Place de La Comédie, quedan flanqueadas por el Grand-Théâtre y el Grand Hôtel. Desde 2013 el conjunto cuenta también con la monumental escultura Sanna del catalán Jaume Plensa. Este es un buen punto para iniciar un paseo por el casco histórico. Burdeos hay que irla descubriendo de plaza en plaza y perdiéndoselos por sus calles. Llegar hasta los muelles y disfrutar de alguno de los barcos que navegan por el Garona. ¡Por algo el casco histório de la bella Burdeos es Patrimonio de la Humanidad!

Catedral y Torre de Pey Berland

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

Cerca del Ayuntamiento se encuentra el monumento religioso mas importante de Burdeos y uno de los mas antiguos: la Catedral de Saint André y su campanario independiente, la Torre de Pey Berland. En esta preciosa construcción gótica han tenido lugar numerosas bodas reales y solemnes funerales, como en 1137 el matrimonio de Leonor de Aquitania y Luis VII, el futuro rey de Francia. La catedral de San Andrés marca el límite entre el Viejo Burdeos y la ciudad moderna.

El campanario de la catedral del siglo XII no era lo suficientemente robusto como para soportar las campanas y fue necesario en 1440, construir un campanario separado de la Catedral de San Andrés. La torre Pey-Berland se eleva hacia el cielo alcanzando los 50 metros de altura.


Es famosa la gran campana que alberga en su interior. Con un peso de 11 toneladas es la cuarta de Francia en tamaño


En la cúspide se halla la estatua de la Notre-Dame de Aquitania realizada en 1862. El día que la visité, estaba cerrada al público pero habitualmente es posible subir los 229 escalones para alcanzar la cima del campanario y disfrutar de unas soberbias vistas de Burdeos

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

La catedral, de origen románico, fue construida en el siglo XI y reconstruida posteriormente entre los siglos XII y XVI en estilo gótico. De la construcción original sólo quedan los muros interiores de la nave principal. Durante la Revolución Francesa, se convirtió en la llamada “Casa Nacional” y fue transformada en casa de forrajes.

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

Históricamente hubo suerte: la magnífica Puerta Real (Porte Royale) se salvó de la destrucción gracias a unas casas adosadas en la parte septentrional del edificio. La catedral es uno de los monumentos asociados a la ruta de peregrinaje del Camino de Santiago y junto a otras dos basílicas de la ciudad fueron nombradas Patrimonio de la Humanidad en 1988. La entrada es gratis y no te pierdas su interior que es majestuoso, estuve un buen rato observando su nave de 124 metros de longitud, el coro, las capillas… Un monumento digno de ser conocido. 

El Ayuntamiento (Hotel de Ville)

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

La sede del Hotel de Ville de Burdeos se encuentra en un lateral de la Place Pey Berland, junto a la catedral. Ocupa un antiguo palacio episcopal del siglo XVIII y alberga el Museo de Bellas Artes de la ciudad. Construido por el arzobispo de Burdeos, en 1771 fue finalizado en 1784. Está construido en tres niveles de estilo Louis XVI y consta de un patio central y un jardín trasero. Si dispones de tiempo y el día no acompaña, la visita al museo es un buen plan.

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

Grosse Cloche

Burdeos conserva seis puertas de acceso, a cual más bonita. Sin embargo la mas famosa e icónica es la Grosse Cloche cuyo nombre significa la “Gran Campana”. Se trata de uno de los campanarios mas antiguos de Francia y fue construido en el siglo XIV sobre uno anterior ya existente. Es el único vestigio de las murallas que rodeaban la ciudad. 

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

En el siglo XVII se instaló un bonito reloj que todavía se conserva y que representa el elemento más característico. Durante la Edad Media, este campanario marcaba el pulso de la ciudad. Curiosamente el número cuatro está representado por “cuatro palos”, nunca lo había visto antes. 

Plaza de la Bolsa y Espejo del agua

Si buscas en Google la imagen “Burdeos” te aparecerá toda una secuencia de fotos del Palacio de la Bolsa reflejándose en el Espejo del Agua (Le Morir d’Eau). En primavera y verano se crea una enorme superficie con unos dos centímetros de agua, en donde se refleja el impresionante monumento que se ubica justo detrás. Te recomiendo acercarte de día y de noche. La Plaza de la Bolsa (Place de la Bourse) es una de las mas bonitas de la ciudad. 

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

De repente empiezan a salir unos chorros de agua y la gigantesca losa de granito se inunda hasta quedar completamente cubierta de agua. Al cabo de un rato, el agua desaparece y la gente pisa por encima hasta que vuelve a quedar cubierta. Los niños juegan y los adultos buscan el mejor ángulo para inmortalizar el momento. 

La Plaza de la Bolsa fue construida en el siglo XVIII como símbolo de prosperidad de Burdeos y abriendo las murallas medievales para modernizar la ciudad. En su centro se ubicaba una estatua ecuestre de Luis XV que, en la revolución francesa, fue sustituida por un árbol de la libertad y en 1869 por la actual fuente, la Fontaine des Trois Grâces. Son varios los majestuosos edificios que rodean la plaza.

El Burdeos alternativo: Darwin

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

Situado en la orilla derecha de Burdeos, en el barrio de la Bastide, se localiza un “ecosistema urbano alternativo e inspirador” cuyo nombre es Darwin. Me recordó al LX Factory de Lisboa en mi último viaje a la capital portuguesa. Si te apetece una alternativa al Burdeos monumental, no te lo pierdas.

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

Construido en un antiguo cuartel militar abandonado y ahora eco-renovado, incluye restaurantes, tiendas, un skatepark, street art, salas de exposiciones y un sinfín de rincones a cual de ellos más original. Organizan eventos, conciertos y actividades culturales. Vale la pena pasar unas horas y almorzar allí en uno de sus restaurantes eco. No es el paradigma de la bella Burdeos Patrimonio de la Humanidad, pero es un Burdeos diferente y atractivo

Gastronomía en la bella Burdeos 

Cierto es que en Francia se come y se bebe muy bien. Confieso que en cuanto piso Madrid me zampo un buen chocolate con churros y cuando llego al país galo, no me pierdo una galette con trigo sarraceno que están exquisitas. ¡Me encantan las galettes y las crepes!. Las mejores, sin duda, las de la Bretaña francesa. 

Al margen de las galettes que, puedes comerlas en todo Francia, Burdeos no goza de una gastronomía específica. Sin embargo, hay una especialidad dulce típica y exclusiva de la ciudad: los canelés.


Los canelés son unos pequeños bizcochos con forma cilíndrica y bordes estriados -de donde procede su nombre- a base de huevos, azúcar, leche, mantequilla y harina 


Según la tradición se hornean en moldes especiales de cobre con interior de estaño en varios tamaños. Los venden en cajas de diferentes unidades pero se puede comprar uno para probarlo. Estaban ricos, eso sí son caros y los encontré demasiado dulces, pero sobre gustos… no hay nada escrito, dice el refrán. 

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

En la bella Burdeos Patrimonio de la Humanidad y capital del vino, hay una ingente oferta para comprar el que más te apetezca. Vinotecas gourmet te esperan para poder llevarte el artículo estrella de la ciudad: una botella de vino de Burdeos. En general los vinos franceses son bastante más caros que los españoles. Me comentó un dependiente experto que, en su opinión, un Ribera del Duero español nada tiene que envidiar a un Burdeos, incluso mejor y más barato. En el «Triangle d’Or» el barrio en donde se sitúan los comercios de lujo de la ciudad hay varias tiendas especializadas.

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

Datos prácticos de Burdeos

  • En un delicioso viaje por el sur de Francia llegamos a Burdeos en coche antes de alcanzar el Atlántico. Son algo mas de 600 kilómetros entre Barcelona y Burdeos y se recorren por autopista en menos de seis horas. Desde Madrid son casi 700 kilómetros. También se puede volar con Vueling desde Barcelona y con Ryanair e Iberia desde Madrid.
  • La mejor forma de trasladarse por Burdeos y su área metropolitana es el tranvía. Es moderno, rápido y barato. Conviene coger pases multiviajes y no olvides validar tu pase. Se pueden llevar mascotas sin necesidad de transportín. Es conveniente aparcar el coche y no utilizarlo durante tu estancia en la ciudad.
  • La tarjeta Bordeaux CityPass disponible para 24, 48 o 72 horas consecutivas, es el pase estrella para las visitas de la ciudad. Incluye entre otros: la Cité du Vin, 15 museos y monumentos y transporte ilimitado en tranvía, autobús o fluvial. Muy recomendable tomar alguno de los barcos que navegan por el río y forman parte de la red de transportes del área metropolitana de Burdeos. Se denominan Bat3 , en francés “Batcub”, y están incluidos en los pases de transporte. 

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

  • Nuestra estancia en Burdeos fue de tres días, un tiempo recomendable para visitar la ciudad incluyendo la excursión de una mañana al pueblo de Saint Émilion. En el mes de abril tuvimos mucha suerte y nos hizo un tiempo formidable con sol todos los días y cielo muy despejado. 
  • Recomendable contratar un tour por el casco antiguo. Contratamos un Free Tour con Civitatis  de dos horas de duración y fue un acierto. 

La bella Burdeos patrimonio de la humanidad

  • El alojamiento seleccionado a través de Booking fue Villa Segur . Viajamos con nuestra perrita Nala y era indispensable un hotel que admitieran mascotas pero en Francia no es complicado. Los alojamientos en Burdeos en Semana Santa no son baratos. Lo acertamos, un apartamento duplex con saloncito y cocina en la planta inferior y el dormitorio y baño en la superior. Decorado con estilo y trato amable. No es céntrico pero se sitúa en una calle tranquila cerca de la estación y parada importante del tranvía. Tiene opción de garaje si llegas en coche.

La bella Burdeos Patrimonio de la Humanidad, te encantará. Si viajas con mascota, Francia es un destino perfecto. A excepción de las iglesias, puedes entrar con el perro en todos lados, incluidos restaurantes, cafés, bares y transporte público. Es una gozada. 

Si te ha gustado este post no dejes de escribir tus comentarios para compartirlos con otros viajeros. Y si Francia es uno de tus destinos preferidos, a continuación te dejo otros artículos de este blog sobre el país galo.

Bon voyage!

Ruta en coche por lo mejor de Normandía

Mont Saint Michel, la joya de Normandía

5 experiencias mágicas en Lyon por navidad 

Momentos románticos en París

 

Autor entrada: Beatriz Lagos

Soy Bea. Me encanta viajar y fotografiar. Viajo desde siempre y siempre que puedo . Conocer , experimentar y rodar por el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *