Faros: los vigilantes del mar

Siempre he tenido un magnetismo especial por los faros. Elegantes, valientes y vigilantes. Altos y bajos. Gordos y flacos. Blancos o de colores. Activos o en desuso. Nuevos o viejos. Todos con su peculiar atractivo. Épicos vigilantes del mar. 

Faro de Cabo Trafalgar, 1860. Andalucía, España

Acercarme a un faro me transmite una energía especial. Imagino que vivo allí, a su lado, vigilando el mar. Divisando y guiando a los navegantes. Siempre en estado de vigía. Este es un breve compendio de faros que han ido surgiendo en mis viajes. Sin buscarlos. Los he ido encontrando o quizás ellos me han ido encontrando a mi. Y es por ello que no hay un criterio definido, ni se trata de una selección concreta. Sólo eso, han ido apareciendo aquí y allá. En algunos casos,  he ido a su encuentro, por proximidad, por curiosidad. En la mayoría, han surgido y eso les da un carácter especial, por lo inesperado.

Faro Cap de Barbaria, Formentera

Todos ellos forman parte de mis experiencias viajeras. Este es mi pequeño homenaje a los vigilantes del mar: silentes observadores y pacientes guías. Hay muchos más, ya irán surgiendo trasteando fotos, diapositivas y demás material fotográfico. Por el momento, he encontrado estos. Algún día cumpliré mi sueño de conocer todos “los faros del fin de continente”, aquellos bañados por dos mares y localizados en donde los continentes acaban. Ya conozco dos: el faro de Punta de Tarifa, allí donde acaba Europa y el Faro de Cape Point, donde finaliza África. El resto irán llegando.

ÁFRICA: Faro de Buena Esperanza (Cape Point), 1860. Parque Nacional de Península del Cabo. Sudáfrica

A unos 60 km al sur de Ciudad del Cabo , se encuentra un mítico lugar entre las aguas de dos grandes océanos: el atlántico y el índico. En el punto más alto de Cape Point se encuentra el famoso faro, a tan sólo 20 minutos andando. Fue construido a más de 260 metros por encima del nivel del mar e inaugurado en 1860. A pesar de que en un inicio se pensó que se trataría de una ubicación inmejorable para cumplir con su función, la falta de visibilidad dependiendo de la niebla u otras condiciones climatológicas adversas provocaba numerosos incidentes marítimos. Es por ello que en la actualidad no se encuentra en funcionamiento, aunque sí como centro de control para monitorizar el resto de faros sudafricanos de la zona. Ofrece unas magníficas vistas panorámicas.

AMÉRICA: Faro del Castillo del Morro, 1845. La Habana, Cuba

El emblemático faro situado a la entrada de la bahía habanera, está sobre la fortificación más antigua construida por los españoles en América. Data del 1845 y está construido sobre el Castillo del Morro, del que toma su nombre. Desde aquí se divisa toda La Habana y el mar abierto del Caribe. El Castillo del Morro de La Habana y su faro, son un símbolo de la isla.

AMÉRICA: Faro de Race Rock Light Vancouver Island, 1860. Columbia Británica, Canadá

Race Rocks Light es uno de los dos primeros faros que se construyeron en la costa oeste de Canadá, financiados por el Gobierno británico e inaugurado en 1860. Es el único faro construido en roca, en esa parte de la costa. Desde Victoria, la capital de la Columbia Británica, una excursión en barco por la costa pasa permite ver este faro con su estructura inconfundible. 

EUROPA: Torre del rellotge, 1772. Barcelona, España

En la zona de la Barceloneta, la Torre del Rellotge fue un elemento del puerto muy importante, uno de los primeros faros del Mediterráneo. Diseñado en 1772, se convirtió en un símbolo fundamental del barrio durante el siglo XVIII. En 1904, con las mejoras introducidas en el puerto de Barcelona, el faro dejó de ser imprescindible y se decidió convertir en reloj y así ha seguido hasta la actualidad. Una curiosidad de la ciudad condal.

EUROPA: Faro Blanco de La Rochelle, 1855. Francia

La Rochelle es una encantadora ciudad marinera en el suroeste de Francia. Un buen lugar de tránsito hacia la región de la Bretaña francesa. Y aquí encontramos un faro diferente. El faro blanco de La Rochelle tiene la peculiaridad de estar situado entre las medianeras de dos casas en el puerto de La Rochelle. En una visión frontal, se confunde con los mástiles de los barcos del puerto. Es una torre octogonal, inicialmente de 18 metros de altura, pero en 1855 se eleva para evitar que su luz se confunda con la de la ciudad. Se encuentra alineado con el faro situado en la torre de Saint Nicolas.

AMÉRICA: Faro de Cayo Vizcaíno, 1846. Miami. EEUU

En la historia del faro de Cayo Vizcaíno en Miami, se trenzan relatos bélicos, con las guerras entre los indios y  estadounidenses, el azote de huracanes, la incursión de temibles piratas y el romanticismo de quienes contemplan hoy, como es mi caso, los faros como épicos vigilantes del mar. Una sólida torre blanca de 96 pies de altura se alza firme sobre el paraje subtropical de la costa y playa del sureste de Cayo Vizcaíno (Key Biscayne). Dicen que la historia de Miami no se puede concebir sin este faro, el más antiguo del sur de Florida, con una escalera de caracol de 109 peldaños de hierro y, aunque no operativo, está en perfecto estado y funciona. Una bonita excursión desde Miami Beach.

EUROPA: Faro de Mean Ruz, Costa del Granito Rosa, 1860. Bretaña francesa, Francia

La Bretaña Francesa esconde paisajes tan espectaculares como la Costa de Granito Rosa. Un lugar que cobra especial esplendor al atardecer, cuando el sol cae y los rayos acarician las inmensas formaciones rocosas exaltando aun más el color rosado. Para visitar esta parte del Sendero de los Aduaneros, que recorre la costa de la Bretaña francesa, nos dirigimos a la pequeña localidad de Ploumana´h, situada justo al lado de la localidad Perros-Guirec. El coche se puede dejar en un parking gratuito. Muy cerca de allí se encuentra uno de los puntos más turísticos de esta ruta, el Faro de Mean RuzMonumento construido completamente en granito rosa, se erige originalmente en 1860. Destruido por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, fue completamente reconstruido en 1946. Con 15 metros de altura, ofrece impresionantes vistas. Considerado uno de los faros más bellos del mundo según National Geographic

AMÉRICA: Faro de Santa Bárbara, California. EEUU

Con escasos 7 metros de altura y vistas a la costa del Pacífico de California, el Faro de Santa Bárbara, se estableció en diciembre de 1856, como un típico faro de la costa oeste californiana. La torre del faro fue equipada con una lente y mostraba inicialmente una luz roja fija, que en los últimos años se había cambiado a fijo blanco. El 29 de junio de 1925, un fuerte terremoto sacudió la zona y el faro fue incapaz de resistirlo. Tuvo que ser reconstruido y actualmente sigue en funcionamiento.

EUROPA: Faro de Cabo Trafalgar, 1860. Barbate, Cádiz. Andalucía, España

El faro de Cabo Trafalgar es un monumental faro de aproximadamente 34 metros de altura y torre troncocónica blanca, levantado en 1860, ubicado en la provincia de Cádiz. Se encuentra en un entorno muy turístico y existía el proyecto de construir un hotel de lujo en su interior, pero se ha desestimado a favor de hacer un restaurante. Es una delicia pasear por la playa del Faro de Trafalgar en invierno, situada en el municipio de Barbate. La costa gaditana es una de las más bonitas de España.

EUROPA: Faro Punta de Tarifa, Isla de Palomas, Siglo XVI. Cádiz, España

Hay lugares en que los puntos cardinales cobran un interés  especial. Tarifa es uno de ellos: el punto más al sur de Europa, allí donde acaba el continente dando paso al Estrecho y más allá África. Eso de vivir asomada al mar entre el Mediterráneo y el Océano Atlántico, imprime carácter. Con sus idílicas y extensas playas azotadas por el viento de Levante que la convierte en la reina del windsurf. Tarifa es especial. El faro de Punta de Tarifa es un faro español de primer orden situado en el extremo sur de la Isla de Las Palomas. El faro fue originalmente una torre almenara del sistema de torres de vigilancia costera, diseñado por el rey  Felipe II para alertar de la llegada de piratas berberiscos. Posteriormente, en el siglo XVIII se reconvirtió en faro. Hay un documento gráfico de este faro que data de 1826. 

AMÉRICA: Faro de Kilauea Point, 1913. Isla de Kauai, Hawai

Ubicado en el extremo del punto más al norte de la isla de Kauai, en una península rocosa sobre el Océano Pacífico, el Faro de Kilauea fue construido en 1913 como ayuda de navegación para los barcos. Aunque su luz fue reemplazada por una baliza automática en la década de 1970, el faro sigue siendo una de las atracciones más populares de Kauai. La mayoría de excursiones en la costa norte de Kauai, incluyen una visita al faro de Kilauea, que forma parte del Refugio Nacional de Vida Silvestre Kilauea Point. El faro de Kilauea se encuentra en Kilauea Point, a 2,4 kilómetros al norte de la ciudad histórica de Kilauea. Este es un buen lugar para el alistamiento de aves.

EUROPA: Biskopsudden Lightship, 1899. Estocolmo, Suecia

Este no es un faro al uso. Se trata de un barco-faro, construido en 1899. Utilizado hasta 1961, en un par de ubicaciones y a partir de 1962 permaneció abandonado y semi desguazado, hasta que fue reconstruido y desde 2006 habilitado como barco-restaurante.

EUROPA: Faro Sa Creu del Puerto de Sóller, 1945. Mallorca, Islas Baleares, España

Situado en un alto acantilado a la entrada del puerto de Sóller y a diez minutos a pie del centro de la localidad, ofrece bonitas vistas al MediterráneoFue proyectado en 1862, pero en 1928 se inició la construcción de un nuevo faro en un emplazamiento cercano más seguro, terminándose las obras en 1930. Justo debajo, todavía pueden verse  los restos de la estructura anterior que aún quedan allí. No se puso en funcionamiento hasta 1945. El faro emite un destello de luz blanca en un ciclo de 2,5 segundos con un alcance nocturno de 13 millas náuticas.

EUROPA: Faro de Formentor, 1863, Mallorca. Islas Baleares, España

La península de Formentor en el extremo norte de la isla de Mallorca, es un lugar que además de ofrecer una extraordinaria belleza natural, ha servido de inspiración para numerosos artistas. Quizás uno de los rincones más bonitos del Mediterráneo. Siguiendo la sinuosa carretera que llega hasta el faro, se divisan diversas calas y el famoso Hotel Formentor junto a una playa de aguas cristalinas. Todo ello en pocos kilómetros hasta llegar al faro de Formentor, que fue inaugurado en 1863 en el marco de la instalación de diversos puntos de señalización luminosa en Mallorca para ofrecer una mayor seguridad a las embarcaciones que navegaban por estas costas durante la noche.

Pero de todos los faros construidos entonces, el de Formentor fue el que más dificultades presentó debido a su localización. Las obras comenzaron en 1857 y los primeros dos años y medio se dedicaron únicamente a la apertura de un camino especial para poder traer hasta aquí los materiales necesarios para construir el faro. Tras grandes esfuerzos pudieron construirse tanto el faro con su torre de 22 metros  con el foco a mayor altura de la isla, con un alcance de 24 millas náuticas. como diversas casas para los fareros, todo ello situado a 210 metros de altura sobre el nivel del mar. Hoy en día, debido a que el faro se controla mediante una señal solar telecontrolada, las antiguas casas de los fareros albergan servicios de restauración.

EUROPA: Faro de Las Felgueiras, Oporto. Portugal

Foz do Douro es una freguesia de Oporto, con un bellísimo paseo marítimo que tiene la particularidad de ser el punto exacto en el que se produce la desembocadura del río Duero en el Océano Atlántico. Siguiendo el paseo marítimo se llega al Faro de Felgueiras, que se adentra en el agua en un pequeño espigón. Se trata de una pequeña instalación en desuso, pero con mucho encanto. Un lugar perfecto para fotografiar la desembocadura del Duero y también para captar la fuerza del mar rompiendo contra el espigón. En días de fuerte viento es posible inmortalizar olas espectaculares como la de esta fotografía.

EUROPA: Faro de La Mola, 1861. Formentera, Islas Baleares. España

En uno de los puntos más espectaculares de toda la isla de Formentera y situado en un acantilado a más de 120 metros sobre el mar, se encuentra el impresionante faro de La Mola. Para los amantes de los paisajes naturales y de la fotografía, este es un punto imprescindible de la isla y famoso por los amaneceres. Desde 1.978, una placa conmemorativa recuerda y agradece al escritor francés Julio Verne que este lugar, conocido actualmente por muchos como «El faro de Julio Verne«, se mencionara en una de sus novelas de viajes y aventuras. La torre de 22 metros sobre La Casa Blanca, se ubica a 122 metros del mar

EUROPA: Faro Cap de Barbaria, Formentera. Islas Baleares, España

El Cap de Barbaria, en castellano, Cabo de Berbería, es el punto situado más al sur de las Islas Baleares y uno de los lugares más visitados y atractivos de la Isla de Formentera. Famoso por las puestas de sol. Pocas islas en el mundo te permiten ver de forma tan sencilla el amanecer desde el mar, en el Faro de La Mola y el ocaso, en el Cap de Barbaria. Al final de un camino que se hizo famoso por la película “Lucia y el sexo”, nos encontramos el faro del Cap de Barbaria presidiendo un impresionante acantilado vertical de cien metros sobre el mar. Y únicamente nos encontramos este faro rodeado de un paisaje espectacular. 

EUROPA: Faro Cap de Creus, 1853. Cadaqués, Girona. España

Estamos en la Costa Brava. Está situado dentro del Parc Natural del Cap de Creus, en la parte más oriental de la Península Ibérica. Se trata del segundo faro más antiguo de Cataluña y está rodeado de una belleza natural increíble. Desde aquí se observan unas vistas panorámicas espectaculares de toda esta zona rocosa y del Mar Mediterráneo. Cuenta con un restaurante justo al lado donde disfrutar de la gastronomía de la zona. Fue encendido por primera vez en 1853, con un alcance de 15 millas. Durante la Guerra Civil española se apagó por orden de las autoridades militares de Cadaqués.

EUROPA: Faro de Rathlin, 1917. Irlanda del Norte, Reino Unido

Las condiciones meteorológicas de esta pequeña isla de Irlanda del Norte hacen que su belleza natural sea espectacular. La única manera de llegar aquí es por mar, tomando el ferry que une la localidad de Ballycastle y Rathlin. Tuve mucha suerte y el día de la excursión lucía un magnífico sol. El trayecto dura unos 25 minutos y cuando llegas al pequeño puerto, te espera el Puffin bus, un autobús que te transporta hasta el centro de visitantes del Faro de Rathlin. Existe una colonia de frailecillos (puffins) que anidan en las paredes de los acantilados hasta el mes de julio.

Tras dejar el mirador, se visita el faro. Un curioso museo que reproduce la habitación del farero y la dura vida del lugar. Este es un faro muy original y construido al revés: el alumbrado está por debajo de la torre. Cuentan que en una cueva bajo el faro de Rathlin West, Robert I de Escocia aprendió el don de la perseverancia de una araña, sellando así su determinación de regresar a su patria escocesa poco después de los años 1300.

Autor entrada: Bea

Bea
Soy Bea. Me encanta viajar y fotografiar. Viajo desde siempre y siempre que puedo . Conocer , experimentar y rodar por el mundo.

2 comentarios en “Faros: los vigilantes del mar

    Avatar

    A mamá le gusta viajar

    (03/05/2020 - 11:39)

    Hola
    Menuda colección de faros has recopilado. Los hay de curiosos, con historia, reconvertidos…
    No sé qué tienen los faros que nos atraen tanto a mucha gente. ¿Serán esas las vistas al mar ?

      Bea

      Bea

      (05/05/2020 - 13:20)

      Si! Poco a poco vas haciendo una pequeña recopilación de los faros que encuentras viajando. Realmente, son mágicos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *