Nicolasa, la última mina activa en Asturias

Mi amigo Jonatan hijo y nieto de minero, ha trabajado en la mina durante 22 años. “A la mina hay que quererla y respetarla para que no acabe contigo”, me comenta. Trabajó en el pozo “Nicolasa”, el nombre coloquial de la mina San Nicolás en Mieres, todo un emblema de la que fue región minera más importante de España. Nicolasa llegó a emplear a 2000 personas, en tres relevos: mañana, tarde y noche. Mira, aquí había un bar que estaba siempre a tope cuando acababan los turnos, allí arriba había dos más…”Miro dónde Jonatan señala y sólo quedan locales cerrados, decrépitos y abandonados. Estoy en Nicolasa, la última mina activa en Asturias.

Nicolasa, la última mina activa en Asturias
Jonatan observando Nicolasa, la mina en la que trabajó más de 20 años

Nos situamos cerca de Mieres, uno de los baluartes de la minería asturiana. Entre montañas y color verde. Jonatan ha querido enseñarme “su mina”. Se lo agradezco. Visitar una mina, aunque sea desde fuera, acompañada por un experimentado minero, es una excelente oportunidad. Aquí trabajó desde 1998 hasta hace un año que le obligaron a pre-jubilarse anticipadamente con sólo 42 años. El mayor símbolo económico asturiano murió definitivamente en 2018. Las últimas cinco minas de carbón abiertas, tres privadas y dos públicas (Hunosa), se cerraron el 31 de diciembre de aquel año. En Nicolasa, la última mina activa en Asturias, ahora trabajan unas 300 personas, frente a los 53.000 trabajadores que alcanzó el sector en sus mejores momentos.


“La minería del carbón ha quedado reducida en España a un único pozo activo, el de San Nicolás, en Mieres (Asturias)

Nicolasa, la última mina activa en Asturias
Pozo de San Nicolás, Mieres. Asturias

Sin embargo, ante la ausencia de ayudas y subsidios europeos, las minas dejaron de ser viables. El carbón, la fuente de electricidad más contaminante, ha ido reduciéndose por el proceso de descarbonización (el carbón es uno de los causantes del cambio climático), la baja rentabilidad de la extracción del carbón local frente al de importación (Polonia, República Checa, Colombia o Rusia…) y los avances tecnológicos que han permitido ir prescindiendo de la extracción de este mineral. Estos son los principales factores que han provocado una muerte lenta del sector.

Nicolasa, la última mina activa en Asturias
La jaula de Nicolasa a través de la cual los mineros entran al pozo.

Después de observar durante un buen rato, le pregunto a Jonatan, ¿cómo se meten más de 1.000 personas en un pozo?. Él señala una elevada estructura metálica que destaca sobre el resto: “Aquella es la jaula, la parte más importante de la mina. Sin ella no se puede bajar. El pozo número 1 llega a más de 700 metros bajo tierra. Bajábamos en grupos de 50 mineros por planta en total 100. Si la jaula deja de funcionar, se cierra cualquier opción de entrar”. No puedo frenar mi curiosidad y le pregunto: ¿Ha pasado alguna vez?. Sí, en alguna ocasión”.

Nicolasa, la última mina activa en Asturias

“Cada minero tiene una tarea que hacer: vagoneros, enganchadores, barrenistas, ayudantes de barrenistas, artilleros, ayudantes de artilleros… Yo era especialista en tajo mecanizado. Lo que antiguamente era un picador. Hay categorías que tienen un salario fijo y otros que van a “destajo”, me comenta Jonatan. Me intereso por este concepto de “destajo”.


“Si el minero no realiza el ciclo de trabajo completo, no cobra” 

“Si a final de mes haces 18 metros, te pagan X, si haces 21 metros te pagan X+2. La gente que avanza abriendo galería nueva entre la capa de carbón y piedra, pone el cuadro para apuntalar, limpiar, cerrar con madera, barrenar la piedra … Si no te da tiempo a barrenar, ya puedes haber hecho el 90% de la tarea que si no barrenas, no cobras el destajo, porque no acabaste el día. El objetivo es hacer el ciclo entero. Hace años había accidentes porque el minero se jugaba la vida para conseguir cobrar el destajo, porque no tenía un salario fijo”

Nicolasa, la última mina activa en Asturias

¿Y qué perfil tiene un minero?, le pregunto. “Haberlo mamado. Desde bien pequeño en mi casa, oía historias de la mina. Pero no todo el mundo sirve para bajar al pozo, hay mucha gente que se marchó y pidió que los sacaran del pozo. Según en qué posición estás, desgasta mucho el cuerpo, piensa que cada trabanca de hierro pesa 90 kilos y lo tienes que llevar  al hombro. A eso le añades la elevada temperatura, el ruido de las máquinas …”. Cuanto más escucho a mi amigo, más claro tengo que la profesión de minero es durísima.

Jonatan trabajando en el interior de la mina 

En agosto de 1995 una explosión de grisú provocó la mayor tragedia en la historia de la compañía pública minera HUNOSA. Catorce mineros que trabajaban a más de cuatrocientos metros de profundidad en el pozo “Nicolasa“, perdieron la vida. El gobierno del Principado de Asturias decretó tres días de luto. Los sindicatos, muy potentes en el sector de la minería convocaron un paro general.


El gas grisú contiene un 90% de metano y es el causante de la mayoría de accidentes

El funeral por las víctimas tuvo lugar en la catedral de Oviedo. Este fatídico accidente sucedió tres años antes de que Jonatan empezara a trabajar en la mina. “El enemigo principal de la mina es el gas”, me había comentado sin entrar en detalles de los accidentes ocurridos.  El abuelo y padre de Jonatan murieron por la mina, así que hay que ser muy valiente para haber seguido la tradición familiar.  

Nicolasa, la última mina activa en Asturias

Por último, una placa conmemorativa enganchada a una piedra y cercana a “Nicolasa”, es el testimonio del despido de siete mineros de este pozo que reivindicaban mejoras laborales y salariales en 1962. Fue el detonante de un conflicto mucho mayor: una huelga que se desarrolló y extendió por el resto de Asturias, España e incluso Europa. En plena dictadura, tuvo muchos conflictos, pero aquella “huelgona” (los asturianos son proclives a los diminutivos y superlativos) permitió también mejorar las condiciones de los trabajadores. De momento, casi 60 años después, los mineros siguen bajando cientos de metros en las jaulas al pozo “Nicolasa”, el único del que se saca carbón.

Y ahora que he conocido a Nicolasa, la última mina activa en Asturias desde el exterior, Jonatan me pregunta: ¿Quieres visitar una mina por dentro?. Sin pensar la respuesta, sonrío y con una mirada cómplice nos emplazamos para visitar el único pozo de Asturias preparado para recibir turistas. Una experiencia que resultó ser tan intensa, que merece otro artículo completo.

¡Infinitas gracias, Joni!.

Si visitáis Asturias, no dejéis de consultar el artículo 12 lugares con encanto en Asturias. ¡Esta “tierrina” es un auténtico paraíso!

Autor entrada: Bea

Bea
Soy Bea. Me encanta viajar y fotografiar. Viajo desde siempre y siempre que puedo . Conocer , experimentar y rodar por el mundo.

2 comentarios en “Nicolasa, la última mina activa en Asturias

    Avatar

    Jonatan

    (08/09/2020 - 14:02)

    Me alegra muchísimo Bea que la experiencia te haya gustado, poder mostrarte un poco de lo que formo parte de mi vida durante tantos años siempre es una satisfacción.
    Un abrazo desde Asturias!!

      Bea

      Bea

      (09/09/2020 - 09:47)

      Ha sido una experiencia impresionante conocer de cerca el mundo de la minería tan ligado a tu tierra.Te lo agradezco! Muchas gracias Jonatan!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *