Essaouira, un delicioso rincón marroquí

Existe un lugar tranquilo con un olor a mar te envuelve. Donde poder disfrutar de sus playas sin masificaciones. Con cañones fabricados en Barcelona, vestigio de una fortaleza que hubo que defender. Gentes amables y una Medina Patrimonio de la Humanidad para saborearla lentamente. Estamos en la costa de Marruecos y a escasas tres horas en vehículo desde Marrakech. Essaouira, un delicioso rincón marroquí.

Essaouira, un delicioso rincón marroquí

Ciudad fortificada y bañada por el Atlántico, mantiene su encanto y autenticidad. Encrucijada de culturas, civilizaciones y religiones. Los primeros extranjeros en llegar fueron los fenicios. Después los griegos, cartagineses y romanos. En el siglo XV los portugueses se instalaron y la denominaron Mogador construyendo el puerto y las fortalezas. Posteriormente los franceses durante el protectorado. Escenario de películas emblemáticas y colonia hippie en los años 60 y 70. Hasta ha pasado por aquí la serie Juego de TronosSu agitada historia confiere a este lugar una personalidad especial. 

Un cuarteto inexcusable en Essaouira: el puerto, la medina, la fortaleza y la playa. Y no necesariamente por este orden.

El puerto

Essaouira, un delicioso rincón marroquí

En el Puerto Viejo de Essaouira, te dan la bienvenida las gaviotas que se pelean por un bocado de pescado que venden en los puestos. Es un trasiego de ir y venir. Transeúntes paseando, hombres restaurando las redes y un olor a pescado y salitre que lo inunda todo. El atardecer es un momento mágico y sus gentes pasean pausadamente por la muralla que rodea el puerto.


Las barcas azules abigarradas esperan su próxima salida al mar y algunos pescadores están faenando y poniendo a punto sus barcos y redes multicolores. El azul es el protagonista

El sector pesquero es el motor que impulsa a la ciudad. El puerto de Essaouira conserva su pesca tradicional desde el siglo XVIII, donde todos los que pasaron por aquí, se dedicaron al arte de la pesca.  Essaouira fue el puerto pesquero más importante en Marruecos conectando África, Europa y América, antes de la construcción de los puertos de Casablanca, Tánger y Agadir

Por su afluencia comercial y turística, la vida en Essaouira se concentra alrededor del puerto, siendo uno de los lugares con más ambiente de la ciudad. Actualmente, el puerto de Essaouira es conocido por ser el tercer puerto pesquero de sardina más grande de Marruecos y por el gran astillero de barcas de madera que siguen construyéndose. Un delicioso pescado fresco que llega diariamente, en uno de los múltiples restaurantes del puerto, es una excelente manera de finalizar el día.

Essaouira, un delicioso rincón marroquí

La Medina

La Medina de Essaouira declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2001, merece varias visitas para ir descubriendo sus rincones. Pasear por sus calles y callejuelas, hablar con sus paisanos sentados plácidamente en la puerta para “ver pasar”,  fotografiar a las niñas que tímidamente se esconden, o comprar un producto típico en sus zocos  con el obligado regateo, son actividades de la Medina. Pero, para mí, lo mejor fue poder fotografiar a discreción gente, puertas y ventanas. Mi colección creció ostensiblemente después del viaje a  Essaouira

Essaouira, un delicioso rincón marroquí
Sus calles, aunque estrechas, son mucho más anchas de lo habitual en una Medina marroquí. Es un placer perderse por ella sin rumbo fijo. Es tranquila y permite disfrutar de sus terracitas, saboreando un té a la menta. No te cansas de pasear por ella. 

Los zocos, los mercadillos tradicionales árabes, exhiben sus coloridos productos en la calle. El regateo es la práctica habitual. Más que comprar (que también) lo que más me gusta es disfrutarlos y fotografiarlos. Essaouira es un buen lugar para recorrerlos sin tumultos. 

La Fortaleza

Merece la pena visitar la fortaleza construida por los portugueses.  La descubrí por casualidad caminando por la Medina Me encanta encontrarme con lugares bonitos por puro azar. En ella se puede recorrer toda la muralla que bordea parte de la ciudad.


Un agradable paseo por sus suelos de piedra, ofrece unas magníficas vistas del Atlántico

Se ubican viejos cañones, alineados y apuntando al mar, algunos de ellos curiosamente fabricados en Barcelona. El paseo fortificado alcanza la plaza Moulay el Hassan, el centro neurálgico de la población. 

Essaouira, un delicioso rincón marroquí

La Playa

La playa de Essaouira  amplia, tranquila y ventosa, luce junto a la ciudad amurallada. Caminar, darse un baño, tomar el sol, un paseo en camello o hacer surf, todo ello es posible en la playa de  Essaouira, uno de los de centros surfistas de la región. El moderno paseo marítimo, sin mucha personalidad, discurre paralelo a la playa con hoteles y apartamentos de nueva construcción, ya fuera de las murallas. 

Essaouira, un delicioso rincón marroquí

La bahía de Essaouira es el paraíso de los aficionados a los deportes de viento, gracias a que soplan los alisios, vientos fuertes y constantes del noroeste. La playa se extiende a lo largo de varios kilómetros. Alquilar una tumbona y sombrilla para disfrutar de la playa es otra cosa que hacer en Essaouira, delicioso rincón marroquí

Essaouira, un delicioso rincón marroquí

Información práctica

Cómo llegar?Essaouira está a 185 kilómetros de Marrakech. Si no alquilas un coche, una buena opción es hacer el recorrido en autocar. La empresa Supratours es una buena opción y cubre el trayecto en unas tres horas. Al llegar me estaba esperando Abdul, un chico del Riad en el que había reservado mis tres noches de estancia en la ciudad.

Dónde alojarse?El Riad Malaïka fue el elegido para mi viaje a Essaouira. Alojarse en uno de los tradicionales y bonitos Riads, con decoración tradicional, es el ingrediente final para disfrutar de Essaouira. Excelente ubicación en la Medina y a sólo 50 metros de la playa. Wifi, baño privado, parking y todo lo necesario para una estancia confortable. La oferta de hoteles es amplia. Essaouira, un delicioso rincón marroquí

Dónde comer?: Essaouira está repleto de restaurantes, tanto de cocina internacional como típica gastronomia marroquíl. El pescado es el rey y especialmente las sardinas, mejor en verano. Una opción es comprar el pescado  junto al muelle para llevarlo a las parrillas ubicadas allí mismo, para que lo cocinen. El pescado fresco a la brasa, es barato y delicioso. Uno de los restaurantes más famosos es el Riad Restaurante Zahra grill

 

Essaouira, por algo es llamada “la perla del Atlántico”.

 

Autor entrada: Bea

Bea
Soy Bea. Me encanta viajar y fotografiar. Viajo desde siempre y siempre que puedo . Conocer , experimentar y rodar por el mundo.

2 comentarios en “Essaouira, un delicioso rincón marroquí

    Avatar

    Alberto

    (28/08/2017 - 02:48)

    ¡Gracias por el artículo! Me lo guardo a favoritos para tenerlo presente en un futuro.

      Bea

      Bea

      (09/09/2017 - 08:03)

      Muchas gracias Alberto! Espero que tengas la oportunidad de visitar este interesante lugar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *